ACELERANDO EL CAMBIO EN LAS ORGANIZACIONES

La crisis de la COVID-19 está provocando grandes cambios en el ámbito laboral y especialmente en la gestión de las organizaciones, cambios que todos estamos obligados a acometer si queremos que nuestra organización siga siendo competitiva en el futuro:

-La digitalización.

-La gestión y estructuras organizativas.

-Los espacios de trabajo.

AGILE

La COVID-19 ha provocado una aceleración en digitalización de las organizaciones, que con toda seguridad no se hubiese producido con esta intensidad hasta dentro de 4-5 años, y todo ello gracias a que nos hemos visto obligados a implantar el teletrabajo en nuestras organizaciones, sin que estas estuvieran preparadas desde el primer día, de ahí la “carrera al esprint” para:

-Digitalización de documentos.

-Disponer de las aplicaciones corporativas on-line.

-Disponer de servicios de videoconferencia.

             “La COVID-19 ha provocado una aceleración en digitalización de las organizaciones, que con toda seguridad no se hubiese producido con esta intensidad hasta dentro de 4-5 años”

Pero no nos hemos de quedar aquí, debemos seguir ampliando la digitalización de nuestras organizaciones en todos los ámbitos y áreas de gestión, tal y como han hecho y están haciendo muchas de nuestras empresas, digitalizando:

-Los distintos canales de canales de comerciales con los clientes, a través del comercio electrónico, aplicaciones móviles, …

-Creando plataformas digitales para conectar directamente nuestra necesidad de suministros con nuestros proveedores.

              “Sin darnos cuenta estamos transformando nuestras organizaciones tradicionales en organizaciones más AGILE

Con ello conseguiremos no solo la digitalización de nuestra organización de “puertas adentro” sino una “digitalización integral”, logrando en la mayoría de los casos una mayor productividad.

Pero estos cambios no son suficientes, pues debemos adaptarnos a los grandes cambios en el ámbito laboral y especialmente en la gestión de las organizaciones, cambios que todos estamos obligados a afrontar si queremos que nuestra organización siga siendo competitiva.

Así pues, sin darnos cuenta estamos transformando nuestras organizaciones tradicionales en organizaciones más “AGILE”, democratizando la toma de decisiones y flexibilizando las estructuras.

Estudios recientes nos indican las organizaciones están cambiando en sus estructuras, siendo más planas, fomentando los equipos transversales y multifuncionales, aportando una mayor flexibilidad, con una dirección más ágil y autónoma y haciendo revisiones constantes a su estrategia y objetivos.

             “las organizaciones están cambiando en sus estructuras, siendo más planas, fomentando los equipos transversales y multifuncionales”

 Para finalizar, los cambios también han llegado a los puestos de trabajo, fomentando la política del teletrabajo y al mismo tiempo reduciendo sus m2 en las oficinas, adaptando las instalaciones en centros de innovación donde se trabaja por proyectos de una forma más flexible y lean, disponiendo espacios más abiertos y polivalentes, asistiendo a las oficinas dependiendo del proyecto en concreto.

 

Olga Lladó y Robert Serrat, Partners de Improof – Driving Better Talent